lunes, 28 de agosto de 2017

Amaneceres


Para asistir a este espectáculo hay que levantarse muy temprano, pero como veis merece la pena.
¡Madrugar tiene premio!










lunes, 31 de julio de 2017

La Tejeda de Tosande

La Tejeda de Tosande es un mágico rincón del bosque, en el corazón de La Montaña Palentina, poblado por un abultado grupo de tejos muchas veces centenarios. (¡743 inventariados!)
¡Una gozada para los sentidos!


"A la hora de diseñar este sendero nos han asaltado las dudas. Es tan grande el valor biológico de este bosque que no hemos podido dejar de cuestionarnos la conveniencia de contribuir a atraer más visitantes de los apropiados para la conservación de este enclave..."



Robles, encinas, hayas, acebos, rebollos, helechos..., nos acompañan.


Ante nuestros ojos un paisaje idílico, cubierto de verdes praderas rodeadas por montañas y bosques. Es un lugar que invita a relajarse y disfrutar de la paz que nos rodea.


Las mariposas acompañan al caminante...





Afortunadas ellas que gozan de la paz y el sosiego en libertad cada día. Buen sitio para crecer...


"El paseo cambia de rumbo para encarar la subida por el hayedo que se ve hacia la izquierda. Por su interior discurre  el último kilómetro antes de alcanzar el rodal de tejos, al que se llega tras una dura remontada en la que prestan aliento los bancos de madera plantados a uno y otro lado del camino, acondicionado también con escalones para hacer más llevadero el tránsito por las empinadas laderas del bosque."





"El tejo es un árbol de por si escaso de forma natural. En la Montaña Palentina se encuentra disperso y es rara la ocasión en que se encuentran varios ejemplares juntos. Si ya es raro encontrar tejedas, más raro es todavía encontrar ejemplares con la talla y el porte de los tejos de Tosande, alguno de los cuales alcanzan diámetros de 1,5 m. Por todo ello esta tejeda está considerada como una reliquia de la era terciaria, una verdadera joya botánica merecedora de los esfuerzos y atenciones necesarios para su conservación."



"Y eso mientras sus troncos retorcidos y gruesos, hinchados como por una misteriosa fuerza interior, amenazan con atraparte en cualquier descuido, en prenderte por la espalda para lanzarte de rama en rama hasta encestar en el oscuro agujero que muchos de ellos tienen abierto en sus troncos. Porque los troncos del tejo, aunque esto no aparezca en la guías de botánica, ni en los paneles informativos que pespuntean la senda, guardan todos los secretos del mundo."


"Tal vez por eso un silencio sepulcral envuelve este rincón del bosque. Un silencio denso y pesado, como si una ley invisible y cruel impidiera aquí el canto de los pájaros, el vuelo de las moscas o hasta el susurro del viento. Tal vez este sea el aviso más evidente de que los tejos son árboles sagrados y su longevidad un hecho venerable que merece todo el respeto del mundo."





Mirador con buenas vistas a la Montaña Palentina.


Hayedo de bajada


Qué mejor regalo que gozar con el encuentro de un hermoso corzo... Nos miramos... Ella preguntándose por nuestras intenciones, yo admirada... y emocionada.
¡Una jornada muy especial!


lunes, 12 de junio de 2017

Maravillosa primavera

Gracias a las lluvias caídas todo el año, esta primavera, por suerte, está siendo larga y muy prolija. Otros años por estas fechas el campo ya estaba marchito. Flores e insectos inundan nuestros campos.
Algunas plantas son muy interesantes por sus usos para la salud. Se usaban por los hombres y mujeres de antaño que conocían muy bien sus aplicaciones y beneficios.


Hacía años que no la veía. La sequía que padecíamos había impedido su crecimiento. Al verla de nuevo, me he sentido reconfortada. Se trata del Cantahueso, Thymus moroderi. Antiséptica, digestiva y carminativa, está indicada en digestiones pesadas y aerofagia. Por destilación alcohólica se obtiene el típico licor digestivo-aromático alicantino llamado cantueso o cantahueso, de sabor y aroma muy agradables.



"El panical (Eryngium campestre, Cardo corredor) es una de las plantas silvestres más nombrada como medicinal entre la gente del campo. La virtud más remarcable del panical, popularmente, es la de ser tenida por un eficaz contra-veneno, indicado como remedio en las picaduras y mordiscos venenosos, sean de víbora o alacrán, abeja, avispa, araña de montaña o de mar, gusano de pino o procesionaria, tanto a las personas como a los animales: perros, cabras, ovejas, etc. También se usa para evitar o curar el escozor, la irritación cutánea producida por el sudor en axilas, ingles o pies que aparecía normalmente a lo largo de las faenas más duras del campo, cuando iban a labrar, segar, o durante las largas caminatas. Los baños de agua de raíz de panical se usan para limpiar y facilitar la cicatrización de heridas y llagas, eccemas y granos. También una planta de panical se recolectaba la mañana de San Juan, antes de que saliera el sol, para colgarla en la cuadra y en el corral de las gallinas para las pulgas. La raíz tierna se coge, se pela y se come como una golosina; es dulce y deliciosa."

Extracto del artículo "La celeste flor i la deliciosa arrel del panical" de Joan Pellicer (Publicado en la Revista Mètode, 38, Universitat de València)



Rabo de gato, Sideritis leucantha. Planta usada como antiséptica, antiinflamatoria, como tratamiento para problemas digestivos, aerofagia. Por vía externa se emplea para gargarismos, lavados dérmicos y oculares...

Os dejo esta siempre maravillosa mariposa Papilio machaon




Mariposa del madroño

Un paseo por el campo resulta siempre muy gratificante, pero en ocasiones tienes la gran suerte y el inmenso placer de que una hermosa mariposa pose para ti. Nunca la había visto y su tamaño y colores me llamaron enseguida la atención.  Se trata de la mariposa diurna más grande de Europa, la Charaxes jasius, también llamada "Cuatro colas" y "Mariposa del madroño".
¡Magnífica!